Más hortalizas se cultivan en los campos peninsulares

Más hortalizas se cultivan en los campos peninsulares

Luis Beltrán, agricultor de la zona de Colonche cultiva hortalizas en su finca, en lo que va del año ha obtenido cebollas, beteravas, yucas y brócoli. En estos días prepara la tierra para el sembrado de maíz y pimientos. Para él, la actividad agrícola no se detiene.

Beltrán, comenta que ahora tiene verduras en diferentes épocas gracias al agua de riego que le llega a su parcela desde la represa San Vicente, el campesino junto a otras personas forma parte de un plan de fomento productivo que se ejecuta en este sector.

Los participantes del proyecto reciben capacitaciones técnicas en la preparación de suelo, siembra, mantenimiento de plantas, cosechas y búsqueda de mercado. De esta manera se garantiza una buena producción y las respectivas ventas.

Aunque las plantaciones de Beltrán y sus compañeros no son en grandes extensiones, lo que producen si les alcanza para obtener una importante rentabilidad económica, “tenemos hortalizas para nuestro consumo y también para la venta. Con esto nos estamos ayudando para salir de la crisis debido a la pandemia”, refirió Beltrán.

El ingeniero agrónomo Jaime Mora, técnico de la Prefectura de Santa Elena, comenta que en las tierras de la península se puede producir de todo e inclusive en territorios cercanos a las playas. Tener agua en las parcelas es una de las ventajas, al igual que temperaturas tanto en la época de invierno como en verano.

“El agricultor conoce que hortalizas sembrar y lo hace de acuerdo con la época. Además, nuestro trabajo es guiarlos para que puedan obtener buenos frutos. El éxito está en que trabajamos en conjunto”, refirió Mora.    

Los campos de Santa Elena en estos últimos cinco años presentan variedades de hortalizas, existe un traspaso de cultivos tradicionales a nuevas siembras, esto ha hecho que el área agrícola haya tenido un repunte. Para la innovación de cultivos la ayuda con herramientas mecanizadas ha sido fundamental.

“Antes parecía una quimera cosechar zanahoria, papas, beteravas, cebollas. Estos productos venían de la sierra, ahora ya lo obtenemos acá”, expresó el ingeniero Wilmer Guale, otro experto en hortalizas y frutales, cuya finca se asienta en Colonche.

Los agricultores peninsulares en su mayoría se dedican más a la producción de hortalizas porque la inversión es menor comparada con los costos de cítricos y otros frutales. Además, la rentabilidad económica se la obtiene en menos tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.